Blog

Novedades y oportunidades empresariales

¿Te vas de la empresa? Cómo decírselo a tu jefe o jefa

La mayor parte de las personas desean que su empleo dure hasta la jubilación. Pero la vida está llena de imprevistos. En ocasiones hay que cambiar de puesto de trabajo. Porque no se está a gusto en la empresa, porque nos han ofrecido una opción mejor o por causas personales. Da igual el motivo. Si te vas de la empresa es importante que sepas cómo decírselo a tus superiores para mostrar seguridad y no cerrarte puertas.

Lo primero que has de hacer si te vas de la empresa
Una vez que has tomado la decisión firme de cambiar de puesto de trabajo has superado la fase más difícil. Incluso si decides no renovar tu contrato. Pero ahora toca la parte delicada. Comunicar esta decisión a los responsables de tu empresa. Y hacerlo de modo que puedas mantener una buena relación. Cuando te vas de un puesto de trabajo es importante:
La antelación: Que la empresa cuente con un trabajador menos supone un problema. Revisa las condiciones de tu contrato y comprueba los días de preaviso para dejar tu puesto. Esto ayudará a que tu decisión no se interprete como un completo desinterés hacia la empresa.
Elegir el mejor momento: Cuándo presentes tu decisión de irte facilitará que sea aceptada más facilmente. Es mejor que sea en un momento tranquilo. Quizá a primera hora, cuando la carga de estrés suele ser menor. Y cuando puedas exponer tu decisión sin prisas. Redacta además una buena carta de despedida de la empresa.
No dejes asuntos pendientes: Trata de finalizar las tareas o proyectos en los que estés trabajando. Si no te es posible, entonces deja toda la información necesaria para la persona que ocupará tu puesto. Darás buena imagen y será más fácil que recibas buenas recomendaciones. Y tus compañeros te lo agradecerán.

Cómo presentar tu decisión de irte
Para conservar las buenas relaciones es fundamental que sepas cómo exponer tus motivos. Es posible que tengas que volver a ese puesto. O que necesites una carta de recomendación de la empresa. Por eso lo más práctico es no cerrarse puertas. Para ello:
Selecciona tu argumentación: Si el motivo por el que te vas es que no estás a gusto en la empresa es recomendable que indiques motivos personales. Como que necesitas darle un giro a tu carrera. Si te han ofrecido un puesto mejor, explícalo con normalidad. No eres la primera persona a la que le ocurre.
Evita las críticas demoledoras: Comunicar que te ofrecen mejores condiciones de trabajo no significa que sea tu oportunidad de desquitarte. Darás mala imagen y te cerrarás puertas. Si te preguntan sobre cuestiones a mejorar, expónlas, pero siempre de forma constructiva. Es más práctico que te centres en los aspectos positivos.
Anticípate a las reacciones negativas: A pesar de haber seguido todos los consejos anteriores es posible que tu decisión no tenga una buena acogida. Si esto ocurre, mantén una actitud tranquila. No pierdas los modales. Pero mantente firme en tu decisión. Sé asertivo. Trata de recordar también las buenas experiencias o lo que has aprendido.
La entrada ¿Te vas de la empresa? Cómo decírselo a tu jefe o jefa aparece primero en Tu empleo.