Blog

Novedades y oportunidades empresariales

¿Qué tipos de contactos debes tener si buscas empleo y cómo darles valor profesional?

Uno de los cambios más importantes en la búsqueda de empleo en los últimos años tiene que ver con la importancia del networking. Siempre han sido importantes los contactos, pero ahora pueden incluso ayudarte a acceder a ofertas de empleo no publicadas. Por eso debes conocer los tipos de contactos que debes tener para generar más oportunidades profesionales.
La principal arma para conseguir contactos sigue siendo LinkedIn, porque permite:
Encontrar contactos de forma fácil en empresas concretas o que trabajen en ciertas posiciones
Iniciar conversaciones y mantenerlas
Hacer seguimientos de tus autocandidaturas o envíos de cv y entrevistas
Aún así, no es desdeñable la fuerza de los eventos, aunque sean online, o la de un email, solo si está bien dirigido.
Pero claro, a quién debes dirigirte es la base de todo esta estrategia de contactos, que después seguiría con los pasos para contactar con ellos, mensajes-tipo, etc. (de esto hablaremos en siguientes artículos).
Antes de pasar a ello, solo algunas recomendaciones generales a la hora de lanzarte a contactar con otros profesionales, por la vía que sea:
Nada de contactar a lo loco, solo con un plan y una estrategia pensadas
Vale más tener pocos contactos y buenos que muchos y malos
La base de la estrategia es generar confianza en el otro a través del tipo de mensajes que envías
Tipos de contactos a tener si buscas empleo
A mi me gusta hablar de tres grupos de contactos con los que hacer networking. Es decir, con los que mantener conversaciones transmitiendo lo bueno que tienes para que te contraten o similares.
Obviamente, podemos ampliar estos tres grupos en función del perfil o sector profesional. Pero creo que estos siempre serían nuestro punto de partida.
Los tres grupos de contactos a iniciar y mantener son:
Profesionales de los RRHH, reclutadores, trabajadores de consultoras de selección
Empleadores/responsables de las empresas (cuando su tamaño es menor)
Compañeros de sector y/o empresa
Y ahora vienen las razones por las que contactar con cada uno de los grupos.
Profesionales de los RRHH
Conocen de forma directa oportunidades de empleo y ofertas abiertas, incluso por abrirse o que nunca se harán públicas, pero que si son demandadas por sus clientes-empresas.
Empleadores
En empresas de tamaño mediano o pequeño la capacidad de decisión y contratación puede recaer en los gerentes o CEOs de las compañías. En esos casos las consultoras externas se usan quizá menos por falta de presupuesto. Tampoco tienen a veces dentro de sus equipos a alguien que solo se dedique a la parte de reclutamiento y selección de personal.
Compañeros de sector
Estos pueden tener dos funciones dentro de tu estrategia:
Sus empresas pueden pedirles que refieran o recomienden a contactos suyos en caso de vacante
Pueden publicar contenido en LinkedIn con el que puedas interactuar y por tanto aumentar tu visibilidad como profesional del sector
Genial, ¿verdad? Incluso por una simple razón de compartir conocimiento te pueden interesar.
En todo caso, como decía antes, la vía para contactar será preferentemente LinkedIn. El siguiente paso sería intentar sacar el contacto iniciado del mundo online y pasarlo a una llamada de teléfono, entrevista, café o lo que toque. Se trata de iniciar, pero sobre todo de mantener, conversaciones en el tiempo para que nos lleven a una oportunidad profesional.
Y una vez que tengo a la persona-objetivo, ¿cómo inicio el contacto?
Esto será objeto de mis siguientes colaboraciones, pero por si te apetece empezar a probar seguiríamos de esta forma:
Si hablamos de LinkedIn, enviamos una solicitud de contacto junto con un mensaje a esa persona. En ese mensaje le decimos por qué le contactamos y nos presentamos. Solo eso, porque el pedir ya una entrevista o dar un teléfono resultan agresivos.
Cuando nos conteste, si lo hace, es el momento de mantener la conversación diciendo que quieres seguir en contacto, preguntando por oportunidades en su empresa si se muestra más amable, etc.
A partir de ahí, se trata de volver a las conversaciones interesantes para llegar a ese punto mágico donde podáis quedar fuera de LinkedIn para conoceros.
Ya sé que me vas a decir que hay gente que no contesta. Esto es así en algunos casos. En el resto, generando confianza a través de mensajes de este tipo, y sin adelantar peticiones hasta que de verdad veas que puedes hacerlas la respuesta es mucho más probable.
Todo es cuestión de ponerse a ello…
La entrada ¿Qué tipos de contactos debes tener si buscas empleo y cómo darles valor profesional? aparece primero en Tu empleo.