Blog

Novedades y oportunidades empresariales

Plan de choque contra el fraude en la contratación temporal

Un total de 59.129 empresas recibieron a finales de febrero una carta oficial en la que se les comunicaba que podrían estar en situación de fraude de ley en cuanto al tipo de contratación de alguno (s) de sus trabajadores. Desde Inspección de Trabajo se les pidió que revisaran el contrato y que lo rectificaran, en caso de no ajustarse a ley, dándoles de plazo de un mes. La carta advierte de que podrían ser objeto de inspección. Esta misiva forma parte de la campaña que trata de acabar con el fraude en la contratación dentro del Plan Director por Un Empleo Digno que se lanzó en el año 2018 por el actual gobierno. La acción conjunta de la propia actividad de la Inspección de Trabajo y el Plan de Choque transformó hasta el año 2019, según los últimos datos, 169.252 contratos temporales en indefinidos.
El Plan de Choque pretende garantizar la estabilidad laboral
El Plan de Choque persigue estos objetivos en cuanto a la contratación temporal: definir al máximo las causas para los contratos eventuales con el fin de facilitar la correcta aplicación. También contempla una acción más directa como intensificar los controles por parte de Inspección de Trabajo, ya muy saturado por las tareas derivadas del control de los ERTES. Para esta operación, el Plan de Choque considera la incorporación de 833 nuevos Inspectores/as y Subinspectores/as en el periodo de aplicación (del 2018 al 2020), según el documento. De esta forma pretende garantizar la estabilidad laboral de muchos trabajadores, pero también, disuadir a las empresas sobre la utilización del fraude de ley en los contratos.
La alta temporalidad es una de las peculiaridades del mercado laboral español. El peso del turismo y la hostelería en nuestro modelo productivo provoca una gran concentración de los contratos temporales. Pero esta característica no justifica lo suficiente la temporalidad. El uso inadecuado de contratos temporales para actividades que tienen continuidad en el tiempo es algo demasiado habitual. Se calcula que un 24% de los contratos son temporales, cuando la media en Europa es del 16%. La temporalidad es sinónimo de empleo precario y provoca, entre otros perjuicios, una sobrecarga en el sistema de ayudas (como el desempleo).

Horas trabajadas no pagadas y falsos contratos parciales
Pero este no es el único problema relacionado con la contratación que preocupa a las autoridades. Los contratos de menos horas, los parciales, también acumulan irregularidades. Son demasiados los trabajadores que tiene un contrato por un número de horas inferior a las que realizan. En algunas ocasiones son pagadas en B. En otras, directamente son horas complementarias o extras que no se remuneran ni compensan con tiempo de descanso.
Sin embargo, en esta última campaña no se ha considerado la actuación sobre la contratación a tiempo parcial, algo que sí se hizo al inicio del Plan para controlar las horas trabajadas no remuneradas.
El cruzado de datos entre diferentes organismos ayudará a combatir el fraude
La Herramienta de Lucha contra el fraude (HLF) es la estrategia que utiliza la Inspección de Trabajo como instrumento para acabar con el fraude en la contratación. Consiste en la suscripción de convenios de colaboración entre distintos organismos y administraciones para intercambiar información que ayude a detectar posibles incumplimientos laborales. A través de big data y el trasvase de información de Tesorería de la Seguridad Social, SEPE, la Agencia Tributaria o, incluso, la Dirección General de Tráfico se pretende descubrir tanto el fraude en la contratación temporal como el abuso de los falsos contratos parciales.
La entrada Plan de choque contra el fraude en la contratación temporal aparece primero en Tu empleo.