Blog

Novedades y oportunidades empresariales

Formación dual universitaria: entra en la empresa mientras estudias

Pese a que se lleva tiempo intentando implantar en el ámbito nacional la formación dual universitaria, todavía no hay una normativa común a todo el territorio. Esta modalidad pretende reducir las tasas de paro entre estudiantes con titulaciones superiores y facilitar su acceso al mercado laboral. ¿Crees que te puede interesar? Te hablamos sobre este tipo de estudios y dónde se han implantado hasta ahora.

El Gobierno ha manifestado en distintas ocasiones su interés por implantar la educación dual universitaria a nivel nacional. El pasado marzo, antes de desatarse la pandemia, el ministro de Universidades, Manuel Castells, anunció su intención de introducir este sistema en los planes de estudios universitarios. Con la nueva ley educativa, ha quedado de manifiesto la importancia que la formación dual tiene, pero de momento solo vinculada a la Formación Profesional. Una normativa nacional daría la posibilidad de fijar los contenidos, dar un reconocimiento a la titulación dual bajo un mismo sistema y determinar las condiciones contractuales con las empresas para que el estudiantado esté debidamente protegido.
Por qué una formación dual universitaria
En los últimos tiempos estamos viendo cómo se produce un gap entre los puestos que se necesita ocupar y los perfiles cualificados para hacerlo. Téngase en cuenta que la tasa de paro juvenil se sitúa en más del 40%. Es decir, no hay poca gente sin empleo sino poca gente cualificada para ocupar cierto tipo de puestos. De hecho, según el último Informe Infoempleo Adecco, 8 de cada 10 compañías afirman tener problemas a la hora de cubrir determinadas vacantes. Especialmente, las relacionadas con las áreas de IT, comercial, ingeniería y producción.
La formación dual universitari26a permitiría cualificar al estudiantado justo con los conocimientos y habilidades que se requieren para cubrir todos esos puestos. Esto tiene el efecto de conseguir que muchos más jóvenes titulados se incorporen de manera temprana al mercado laboral y en una profesión que, en principio, está dentro de sus expectativas laborales. Bien regulado, todo el mundo contento.
Una de las pegas que se suelen poner a esta modalidad educativa es dejar sin recursos las trayectorias académicas y de investigación. Ya están muy depauperadas debido a las últimas reformas educativas y desde que entró el Plan Bolonia, y esto podría afectar negativamente aún más a su desarrollo.

Qué modelos probados se pueden seguir
En Europa hay ya muchos ejemplos de práctica de la formación dual universitaria. Las pocas universidades españolas que se han adentrado en este modelo se han fijado de las experiencias en países como Austria, Francia y Alemania. Estos son tres ejemplos de implantación en distintas comunidades autónomas:
País Vasco. Ha sido una de las regiones pioneras gracias a la Primera Estrategia Vasca Universidad-Empresa 2022, aprobada por el Gobierno Vasco en junio de 2017. Las primeras titulaciones duales entraron en vigor en el curso 2018-2019. Ya hay resultados muy esperanzadores: 8 de cada 10 estudiantes con titulación dual han continuado trabajando en la empresa donde hicieron las prácticas.
Cataluña. La Universidad de Lleida es una de las que han hecho más esfuerzos en esta dirección. La oferta de formación dual lleva incluida en los planes de estudios desde 2011. Los estudiantes matriculados en esta modalidad son trabajadores en formación, no alumnado de prácticas, y cuentan con su contrato de trabajo.
Castilla y León. La Universidad de Burgos es otra de las pioneras en la implantación de la formación dual en la universidad. El primer programa de estas características nace en 2014. El estudiantado de esta modalidad está protegido por un convenio-empresa que regula las prácticas, las tutorías y la forma de evaluación.
La entrada Formación dual universitaria: entra en la empresa mientras estudias aparece primero en Tu empleo.