Blog

News and business opportunities

¿Cómo afecta el ERTE a la declaración de la Renta?

Quizá otros años te libras de hacer la declaración de la Renta porque no llegas al mínimo que se exige. Sin embargo, si este año has sufrido un ERTE, ese mínimo se reduce sensiblemente y probablemente te toque pagar. Esto no tendría por qué representar tanto agravio si se hubiera previsto en las retenciones de IRPF que se hacen en tu nómina o bien en las de la prestación. Te explicamos el motivo por el que este año te toca pagar a Hacienda, pese a cobrar un sueldo modesto.

La solución para no pagar de golpe en la declaración de la Renta: pedir que te retengan
En agosto del pasado año, los técnicos de Hacienda ya empezaron a avisar de que podría haber sustos en la siguiente declaración de la Renta, la que toca hacer ahora. Su recomendación fue que se previera este hecho en las retenciones de los meses que quedaban por cobrar. La manera de hacerlo es solicitando a tu empresa que calcule una retención mayor para impedir tener que pagar todo de una vez.
Otra solución posible es solicitar al SEPE que te aplique una retención sobre el cobro de la prestación, ya sea un ERTE como el paro. Las prestaciones que gestiona el SEPE cuentan como rendimientos del trabajo y, como tales, deben tributar. Este organismo no tiene la obligación de retenerte si no sobrepasa el límite de 14.000 euros anuales en las prestaciones que te ingresa.
No estás a tiempo de solucionar lo del pasado año, pero si este también vas a tener dos pagadores (tu empresa y el SEPE), puedes prever lo del ejercicio que viene. Has de pedirlo por escrito cinco días antes de que se se acabe el mes anterior al cobro de la prestación. Te respetarán esa retención (salvo que pidas que te la modifiquen) hasta final de año.

No se paga más a Hacienda, solo se paga lo que corresponde
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insistido en que no se va a pagar más este año. Se va a pagar lo que a cada cual le corresponde en función de sus rentas, como cualquier otro año. Ahora bien, el no haber tenido en cuenta las retenciones mes a mes provoca que la declaración en este ejercicio te salga a pagar.
Lo que sí es cierto es que cuando no tienes dos pagadores, deberás hacer la declaración obligatoriamente solo si has cobrado durante el año 22.000 euros o más. Sin embargo, cuando tienes dos o más pagadores, ese tope se reduce hasta los 14.000 euros. Es decir, muchas personas con unos beneficios anuales muy modestos van a verse afectadas por esta situación. Esta cifra se concreta en 327.000 contribuyentes afectados.
Las ayudas que han recibido los autónomos por cese de actividad tributan
Aquellos autónomos que recibieron la ayuda por cese de actividad, tendrán que pagar a Hacienda su correspondiente impuesto. Esto también cuenta como rendimiento del trabajo. Sin embargo, la exoneración del pago de la cuota de autónomos no tributa porque se entiende que no ha circulado dinero de manera efectiva. Tampoco tributan los préstamos ICO, ni ningún préstamo recibido por otro tipo de entidad, pues no está conceptuado como un ingreso.
La entrada ¿Cómo afecta el ERTE a la declaración de la Renta? aparece primero en Tu empleo.